La ciudad perdida de los Incas (2/4) 🇵🇪

Han pasado 48 horas desde que llegue a mi país de origen, vuelvo a recordar voces, olores, sabores que despiertan sentidos guardados en mi interior. En estas escasas horas he tenido tiempo de poder ver como pasa el tiempo en cada uno de nosotros, nuestras experiencias y costumbres nos hacen y definen como persona.

Ojeo mi agenda para comprobar que todos los detalles de mi itinerario encajen, aunque la experiencia más de una vez me ha demostrado que improvisar de vez en cuando es la mejor opción. En menos de una hora aterrizaremos en la ciudad de Cuzco, pero… hoy no tendremos tiempo para visitarla, nuestro destino es Aguas Calientes.

Para ello debemos desplazarnos en una combi (furgoneta) desde el centro de Cuzco hasta Ollantaytambo, la duración aproximada es de unas 2 horas. A pesar de tener todos los pasos atados sientes la inseguridad que algo pueda salir mal, el tiempo corre en nuestra contra.

Una vez en marcha apoyo la cabeza contra el cristal mientras observo las desigualdades que hay en los hogares, a mi alrededor escucho más de 5 idiomas diferentes, analizo el contraste existente. Mientras en el cielo se alzan varias cometas, algunas entrelazadas entre si, son de niños que corren para ver cual es más rápida.

“La felicidad no se encuentra en la búsqueda de más, sino en el desarrollo de la capacidad para disfrutar de menos”. Socrates

En el poblado de Ollantaytambo encontramos el tren operado por PeruRail que nos conduce a Aguas Calientes, este tiene unas ventanas panorámicas donde se ven bordear las montañas y el rio. De fondo se escucha música tradicional, sientes en la piel la expectación de conocer los inicios de este gran país.

Al llegar el sol ya se ha ocultado entre las montañas, nos recibe una neblina espesa camino al hostal. La habitación es más grande de lo que esperaba, organizo lo necesario para el día siguiente.

05:30 a.m 05 febrero 2016

Me despierto 15 minutos antes de que suene el despertador, mientras me ducho y aseo siento un cosquilleo en el cuerpo, no se describir esta sensación. En el comedor me espera un desayuno “fuerte”, Andrés el recepcionista me explica con detalles como llegar a Machu Picchu.

Cuando me doy cuenta estoy subiendo en bus camino a una de nuestras metas, desde la ventana se pueden ver las nubes cubrir gran parte de las montañas.

En la entrada hay alrededor de 50 personas esperando, escanean nuestro boleto, esta correcto… aunque antes de visitarlo teníamos que atravesar Machu Picchu para acceder a Huayna Picchu.

Esta empezando a llover, los escalones cada vez se hacen más pequeños y resbaladizos, voy adelantando a varias nacionalidades por el camino me sorprende un señor de alrededor de 75 años dando ánimos después de 2 horas de recorrido.

En la cima busco el mejor lugar en el que poder descansar mientras observo como se abren poco a poco las nubes dejando entrever “la ciudad perdida de los incas”. El silencio se hace presente, siento el calor de los primeros rayos de sol, el viento susurra cada vez con más fuerza.

No existen palabras para describir lo que mis ojos observan …

DSC_0342.jpgDSC_0390DSC_0406DSC_0407 copia.jpgDSC_0508DSC_0476.jpgDSC_0500DSC_0490.jpgDSC_0513.jpgDSC_0526.jpgDSC_0630.jpgDSC_0642DSC_0610.jpgDSC_0665

2 comentarios en “La ciudad perdida de los Incas (2/4) 🇵🇪

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s